La edición digital del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) se ha convertido en una obra imprescindible para muchos hispanohablantes, como lo demuestra el que el pasado mes de octubre recibiera casi 50 millones de consultas, más del doble de los 20 millones que hubo un año antes.

Según le dijo hoy a Efe el secretario de la Real Academia Española, Darío Villanueva, el incremento espectacular de los accesos al DRAE comenzó en septiembre de 2011, cuando hubo 46.255.772 búsquedas.

Si la tendencia continúa, se pueden alcanzar "500 millones largos de consultas a finales de año", afirmó el secretario.

Los países más activos el pasado mes fueron México, con el 25,26 por ciento de las consultas, seguido de Argentina (20,21%) y de España (19,91%). A continuación se situarían los colombianos, que protagonizaron el 9,55 por ciento de los accesos, y los chilenos, el 4,47 por ciento.

El aumento significativo que denotan las estadísticas de octubre puede tener que ver, según Darío Villanueva, con "la campaña contra la Academia" que comenzó el pasado mes de agosto en Twitter y que nació en Uruguay, en un portal del periodista Ricardo Soca.

Esa campaña surgió a raíz de que la Academia, a través del Grupo Planeta, editora del DRAE, "mandara cartas a quienes estaban utilizando el diccionario de manera fraudulenta".

Esos portales, agregó el secretario, "no redireccionaban a sus usuarios hacia la página web de la Academia para su consulta, sino que bajaban el contenido del Diccionario, alojándolo en su propio servidor y presentándolo como la obra oficial de la RAE".

También, en algunos portales han llegado a "introducir publicidad e incluso han manipulado el Diccionario, no con un sentido perverso, sino simplemente cambiando algunas cuestiones en función de sus criterios", señaló Villanueva.

Se mandaron varias cartas a los portales fraudulentos y todas retiraron el Diccionario, pero Soca hizo una campaña contra la Academia con argumentos del tipo de "el imperialismo español reaparece". Además, dijeron que la Academia "quería cobrar por todo y no ofrecía sus productos en abierto".

"Es todo lo contrario", aseguró el secretario, para quien las estadísticas mensuales de consulta del Diccionario demuestran el interés que suscita esta obra esencial de referencia.

En este momento hay al día "1.600.000 consultas en abierto y gratuitas del Diccionario", que se ha ido actualizando periódicamente en internet con miles de enmiendas y adiciones.

La citada campaña encontró eco en algunos periódicos del Cono Sur, y coincidió con la de las elecciones presidenciales en Argentina, lo cual, opinó Darío Villanueva, ha podido "picar la curiosidad" de muchos hispanohablantes y los ha llevado a consultar la página web de la Academia y a entrar en el Diccionario.

Detrás de ese gran aumento de las visitas al Diccionario está también la presencia de la Academia en Twitter desde el pasado mes de agosto (http://twitter.com/raeinforma), cuya cuenta supera ya los 15.000 seguidores.

Además, en la página web de la RAE se puede consultar "en abierto y de forma gratuita" el Diccionario panhispánico de dudas, que logró en octubre 1.308.000 consultas, "cifra muy considerable", aseguró el secretario.

Por Ana Mendoza.