La petrolera estadounidense Chevron no estaba preparada para el derrame en uno de sus pozos en alta mar, dijo el sábado el director de asuntos ambientales de la policía federal de Brasil.

Fabio Scliar dijo que personal de la compañía en el pozo le comentó a sus investigadores que "estaban completamente desprevenidos para manejar una emergencia como esta".

La paraestatal Petrobras, que opera un pozo en una región vecina, le avisó a Chevron que había un derrame el 7 de noviembre, señaló Scliar.

La agencia de protección ambiental de Brasil ha dicho que casi 416.383 litros (110.000 galones) de petróleo podrían haberse derramado al océano Atlántico, pero Chevron dice que ha sido menos. Está trabajando para sellar la fuga y ha enviado barcos para ayudar a limpiar la mancha de crudo.

Un correo electrónico de la AP a Chevron para solicitarle sus comentarios al respecto no fue respondido.