Dakota Fanning crecerá en su nuevo papel en "Effie", una película sobre un terrible triángulo amoroso de la época victoriana entre el crítico de arte John Ruskin, su desencantada y joven esposa Effie Gray y el pintor John Everett Millais.

Fanning, de 17 años, se volvió famosa con sus papeles en la infancia, pero no se siente tan sorprendida de retratar a una adulta.

"De hecho creo que en otras películas he actuado más cosas de adultos que en esta", dijo Fanning durante una pausa en la filmación en una mansión en el campo cerca de Londres. "Pero esta es mi primera vez como esposa y a pesar de todo, creo que es muy emocionante y divertido".

"Me caso en la película, tengo un vestido de novia, eso fue medio surreal", dijo Fanning, quien ha actuado desde hace una década cuando atrapó la atención de todos a los 7 años como la hija del personaje de Sean Penn en "I Am Sam".

Fanning, que comenzó recientemente sus estudios en la Universidad de Nueva York y está familiarizada con proyectos agudos y profundos. En el 2007 interpretó a una chica de 12 años en problemas en "Hounddog", misma que incluía una controvertida escena de violación, e interpretó a la cruel vampira Jane en las películas de "Twilight" ("Crepúsculo").

La semana pasada las autoridades de la publicidad en Gran Bretaña retiraron un anuncio de Marc Jacobs en el que aparecía Fanning, pues argumentaron que sexualizaba a una menor de edad, los reguladores decían que en el anuncio la actriz parecía tener menos de 16 años. El comercial del perfume "Oh, Lola" mostraba a la joven con un vestido corto y una botella de perfume enorme entre las piernas.

Su vestuario para "Effie" es mucho más recatado. El guión fue escrito por la actriz ganadora del Oscar Emma Thompson y protagonizado por el esposo de Thompson en la vida real Greg Wise, como Ruskin. La cinta le ha permitido a Fanning cumplir el sueño de actuar con vestuarios de época.

"Usar un corsé diario ha sido muy interesante", dijo entre risas. "Realmente te hace sentir que eres alguien más en una época distinta. Vestirse por la mañana requiere tiempo y quitarse todo también es lento, además te das cuenta un poco de cómo era eso de no poderse quitar la ropa solo".

"Necesitas alguien que te ayude a ponerte esa ropa, esto te muestra lo diferente que era todo".