El destino de los nuevos distritos legislativos de Illinois está en manos de tres jueces federales después de que un juicio que decidirá una demanda republicana contra el mapa que fue trazado por los demócratas concluyó el viernes en una corte federal.

"Haremos nuestro mejor esfuerzo para trabajar igual de fuerte", dijo el juez federal de distrito Joan Humphrey Lefkow a los equipos de abogados que pasaron dos días presentando evidencia, interrogando a testigos y peleando por expertos que se enfrentaron.

Prominentes republicanos, entre ellos todos excepto uno de los integrantes del Partido Republicano en la Cámara de Representantes del estado, demandaron frenar el mapa. Argumentan que diezmará sus recientes ganancias en el Congreso y diluirá la influencia del voto latino. Los republicanos dieron a la corte un mapa alternativo que quieren que imponga.

Los abogados que representan al estado defendieron el mapa, que fue firmado por el gobernador Pat Quinn durante el verano, y pidieron a la corte mantenerlo. Argumentaron que el mapa no debilita la fuerza electoral de los latinos y tampoco divide inadecuadamente distritos con base en la política de forma inconstitucional.

Los demócratas estuvieron a cargo de trazar el mapa porque ellos controlan la Legislatura de Illinois y encabezan el gobierno estatal.

"No hay evidencia de ningún testigo que alguien tuviera conocimiento de primera mano de cometer discriminación intencional por parte del Congreso estatal", dijo el abogado Mike Kasper.

La parte que pierda puede apelar el fallo de los jueces directamente ante la Corte Suprema de Estados Unidos.