Los mercados mundiales abrieron con pérdidas el viernes mientras los inversionistas mostraron poco optimismo ante cualquier avance para resolver la crisis de deuda de Europa y ante un reporte que mostró que los precios de las casas nuevas en China se enfriaron el mes pasado.

El petróleo se cotizaba por encima de 99 dólares por barril mientras el dólar se debilitaba frente al euro y el yen japonés.

En las primeras operaciones en Europa, el índice británico FTSE 100 bajaba 0,8% a 5.378,56 puntos mientras el francés CAC-40 retrocedía 0,8% a 2.992,82 unidades. El alemán DAX descendía 1% a 5.791,42 enteros.

Los índices en Estados Unidos se preparaban para abrir sin mucha variación. Los contratos a futuro del Dow Jones permanecieron prácticamente sin cambios en 11.745,00 puntos mientras los del S&P 500 se mantenían en 1.215,70 enteros.

En Asia, las principales bolsas perdieron. La surcoreana Kospi cerró con una pérdida de 2% en 1.839,17 puntos, el índice Hang Seng de Hong Kong perdió 1,7% y quedó en 18.491,23 unidades y el Nikkei 225 japonés retrocedió 1,2% a 8.374,91 puntos.

El Australiano S&P ASX 200 bajó 1,9% a 4.177 y en China, el índice compuesto de Shanghai perdió 1,9% a 2.416,56 puntos, su nivel más bajo en casi un mes.

Las plazas en Taiwán, Singapur, Indonesia, India, Tailandia, Filipinas y Nueva Zelanda también cayeron.

___

El periodista de AP Fu Ting en Shanghai colaboró con este reporte.