El velocista jamaiquino Steve Mullings sería suspendido de por vida luego de que un panel disciplinario de tres miembros lo halló culpable de dopaje.

Mullings, quien no asistió a la audiencia del jueves, no emitió comentarios respecto del fallo.

La Comisión Antidopaje de Jamaica lo encontró culpable de ingerir furosemida, un diurético prohibido, y de consumir un agente que oculta la presencia de drogas indebidas en el organismo, durante las pruebas nacionales de velocidad realizadas en junio.

Tras dar positivo, fue excluido del equipo jamaiquino que acudió al Mundial en Corea del Sur.

En el 2004, se le suspendió del deporte por dos años, luego de dar positivo en otro análisis durante la eliminatoria para los Juegos Olímpicos del 2004. Se detectó testosterona en su orina.