Los estudiantes colombianos, en huelga desde hace más de un mes, anunciaron hoy que "suspenden" el paro universitario que afectó a 32 universidades públicas luego de que el Congreso aprobara el retiro de un proyecto de reforma a la educación superior que los educandos consideraban altamente lesivo.

"Se han cumplido las condiciones básicas exigidas al Gobierno Nacional para reactivar actividades académicas: en la mañana de hoy (miércoles) fue retirado de manera efectiva el Proyecto de Ley 112 de la Cámara de Representantes que modificaba la educación superior", dice un comunicado leído por Andrés Rincón, vocero de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (Mane).

La iniciativa, de origen gubernamental, fue archivada por el voto favorable de 11 de los 18 miembros de la Comisión Sexta de la Cámara Baja.

El presidente de esa célula legislativa, José Edilberto Caicedo, señaló que el "hundimiento del proyecto" era una "consecuencia lógica" de la crisis que se desató en las universidades públicas con la presentación del proyecto, que la ministra de Educación, María Fernanda Campo, les entregó el pasado 3 de octubre.

"Los estudiantes le cumplimos al país; esperamos que el Gobierno les cumpla a los estudiantes", dijo Jairo Rivera, otro de los miembros de la Mane.

Aseguraron, además, que el retorno a clases será gradual y que los mecanismos serán definidos por asambleas en cada universidad, al tiempo que añadieron que "lo logrado hasta ahora es sin duda alguna una victoria en contra del afán privatizador".

Igualmente aseguraron que "no hay razón" para que haya presencia policial y militar en los campus universitarios, "pues ello es una característica básica para el pleno ejercicio de la autonomía universitaria".

Por último, los estudiantes convocaron a la Jornada Continental de Movilización por la Educación, que se llevará a cabo el próximo 24 de noviembre en colectivo con la marcha que se realizará en Chile, Guatemala y otros países de la región.

La iniciativa original incluía un apartado que abría las puertas del capital privado en la universidad pública, detonante de la huelga que los universitarios iniciaron el 12 de octubre pasado.

Cerca de 600.000 estudiantes de la mayoría de las 32 universidades públicas del país estaban desde entonces en cese de actividades.

Inicialmente, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, defendió las bondades del proyecto, pero a medida que el movimiento estudiantil ganó fuerza, flexibilizó su postura hasta que finalmente anunció el retiro del proyecto.

El viernes pasado la ministra Campo formalizó la petición a la Cámara de Representantes de que archivara el proyecto y anunció que se comenzaría a discutir un nuevo proyecto que sería consensuado.