El ex gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) firmó el jueves una alianza con dos grupos políticos minoritarios para sumar fuerzas en su búsqueda de recuperar la presidencia de México en 2012.

Junto al PRI, en la denominada coalición "Compromiso por México" participan el Partido Verde y Nueva Alianza, un grupo respaldado por el poderoso sindicato nacional de maestros que encabeza la lideresa Elba Esther Gordillo, considerada una influyente figura de cara a los comicios presidenciales.

La coalición, que debe ser registrada ante las autoridades electorales a más tardar el viernes, implica que los tres partidos respaldarán a un solo candidato a la presidencia.

Enrique Peña Nieto, ex gobernador del populoso Estado de México, ha sido señalado en diversas encuestas como el favorito para alzarse con el triunfo por el PRI, un partido que perdió la presidencia en 2000 tras 71 años de gobiernos continuos.

"Juntos llegaremos al 1 de julio del 2012 al triunfo electoral", vaticinó el líder nacional del PRI, Humberto Moreira.

Junto con Peña Nieto, el senador Manlio Fabio Beltrones ha dicho que buscará la candidatura presidencial del PRI, aunque las preferencias lo ubican por debajo del ex gobernador del Estado de México.

Hasta principios del 2012 deberán ser elegidos los candidatos presidenciales de los partidos que competirán en los comicios de julio, aunque algunos ya han prácticamente definido a sus contendientes, como los grupos de izquierda encabezados por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) que respaldarán a Andrés Manuel López Obrador, ex alcalde capitalino y quien ya había competido en 2006.

El PRD, el principal partido de izquierda, formalizó también el jueves una coalición con el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano bajo el nombre de "Movimiento Progresista", una propuesta hecha por el propio López Obrador.

El PRI y los otros dos partidos acordaron una plataforma electoral común en la que señalaron que su principal desafío será superar la desigualdad social y la pobreza, además de buscar la tranquilidad de la mayoría de los mexicanos que "ha sido afectada por la violencia y los efectos de la delincuencia organizada".

México se ha visto afectado por una violencia atribuida al narcotráfico, que ha dejado más de 35.000 muertos desde diciembre de 2006, a pesar de que el gobierno federal mantiene un despliegue inédito de militares y policías federales.

"El riesgo de nuestra débil democracia es no sólo su regresión, sino su propia viabilidad en el mediano plazo ante los profundos desequilibrios sociales y el estallido de la violencia que hoy carcome nuestras instituciones", establece el documento de la plataforma común.

Desde Estados Unidos, donde realiza una gira, Peña Nieto aseguró que la coalición fortalece al PRI.

"Es una alianza donde los partidos que han definido ser parte de ella han suscrito la plataforma política que el partido ha presentado. Es una política encaminada a generar mejores condiciones para este país", dijo el ex gobernador del Estado de México.

Para el líder de Nueva Alianza, Luis Castro, "esta es y se confirmará como la coalición más amplia y representativa del pueblo de México".

Nueva Alianza fue creado en 2005 con el respaldo abierto de la líder del sindicato nacional de maestros, Elba Esther Gordillo, quien por ese apoyo fue expulsada del PRI en el que había militado históricamente y donde llegó a ocupar la segunda posición en importancia como secretaria general.

Gordillo, conocida popularmente como la "maestra", reveló hace unos meses a periodistas que en el 2006 hizo un "arreglo" político con el entonces candidato del Partido Acción Nacional y actual presidente, Felipe Calderón, para apoyarlo a cambio de que él designara a personas cercanas a ella en algunos puestos.

Entonces dijo que no descartaba apoyar al PRI vía Nueva Alianza, lo cual finalmente se confirmó el jueves.

__

La periodista de The Associated Press, Claudia Torrens, contribuyó con este despacho desde Nueva York.