La ceremonia de la entrega de premios a los mejores libros nacionales, a pocas cuadras de las protestas de Ocupen Wall Street, fue un homenaje al 99 por ciento que ese movimiento dice representar.

Las historias de resistencia ante la pobreza, desplazamientos y desapariciones fueron premiadas el miércoles por la noche cuando cientos de escritores, editores y otros directivos de la actividad literaria se reunieron en el lujoso Cipriani Wall Street.

"Pensé que debía destacar, puesto que nadie más lo ha hecho", dijo la poeta Ann Lauterbach, que presentó al ganador honorario John Ashberry, "que estamos ocupando Wall Street".

"Salvage the Bones", de Jesmyn Ward, una novela sombría pero enérgica sobre una comunidad negra en Misisipí devastada por el huracán Katrina, ganó el premio de ficción. Su parlamento de aceptación, que culminó una noche de discursos emotivos y homenajes a los silenciados, reveló que la muerte de su hermano menor la inspiró a ser escritora.

"Quise escribir sobre las experiencias de los pobres y los negros y los campesinos del sur", agregó Ward, a cuyo hermano le segó la vida un conductor ebrio. Había dicho poco antes a la Associated Press que escribir era un modo de "aliviar la inminencia de la muerte".

"The Swerve", del profesor de Harvard Stephen Greenblatt, una versión dramática sobre el redescubrimiento del poeta latino Lucrecio en la era del Renacimiento, ganó el premio a la obra documental.

El premio de poesía fue para "Head Off & Split", de Nikki Finney, una sentida recapitulación de la historia de los afroamericanos desde la esclavitud hasta Katrina.

"Inside Out & Back Again", de Thanhhai Lai, la historia de una familia vietnamita en Alabama, recibió el premio a la literatura para jóvenes en momentos en que el estado está reconsiderando leyes antiinmigratorias que entraron en vigencia en septiembre.

Cada ganador recibe 10.000 dólares.

El maestro de ceremonias fue el actor y autor John Lithgow, quien declaró haber recibido una lección de humildad ante los "pensamientos profundos", el "ingenio agudo" y la "elocuencia" manifestados por los asistentes.

Los premios son decididos por paneles distintos de escritores para cada categoría. Los jueces revisaron un total de 1.223 libros.