Los resultados de los recientes comicios en los que el presidente Daniel Ortega resultó reelecto "no ofrecen garantías de reflejar con fidelidad la voluntad del pueblo", afirmaron el miércoles los obispos católicos mientras los observadores europeos dijeron que hubo "escasa transparencia".

"Lamentamos que la actitud cívica del pueblo no haya sido respetada como es propio de un sistema democrático auténtico, debido a las irregularidades que han caracterizado el proceso desde el inicio", dijo la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) en un comunicado enviado a AP por los obispos.

Los resultados de los comicios del 6 de noviembre "no ofrecen garantías de reflejar con fidelidad la voluntad del pueblo", afirmó el documento.

La CEN agregó que "cualquier acción deshonesta que atenta contra la soberanía del pueblo, no es un simple hecho éticamente negativo, sino algo reprobable a los ojos de Dios".

Los obispos sostienen que hubo "desconfianza" antes de los comicios que "se materializaron en múltiples denuncias por falta de transparencia y honestidad".

También se refirieron a los hechos de violencia surgidos en las protestas surgidas por las denuncias opositoras y que provocaron la muerte de cuatro personas y mas de 40 heridos, entre policías y civiles. Los obispos demandaron que se respete el derecho "a la movilización y a manifestarse pacíficamente".

Varios policías son procesados por el asesinato de tres campesinos opositores.

"Rechazamos toda forma de agresividad y violencia, sabiendo que esta no es jamás la solución adecuada a los conflictos", dicen los ocho obispos de la conferencia encabezados por el arzobispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes.

Antes de las elecciones los obispos habían exhortado a la población a ejercer su voto en tanto demandaban del consejo Supremo Electoral el respeto al mismo y realizar comicios limpios y transparentes.

Observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea coincidieron en que hubo muchas irregularidades en los comicios, pero también coincidieron en que el presidente Ortega obtuvo más votos.

La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea lamentó el jueves "la escasa transparencia" del CSE.

En una declaración enviada a AP por su vocera Celeste Mackenzie, la misión europea sostiene que el organismo electoral "culminó el proceso de publicación de resultados de forma opaca y arbitraria".

La misión anunció que a principios del año próximo emitirá un informe final, que incluirá "recomendaciones para la mejora de los procesos electorales en Nicaragua".

El presidente Ortegao, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional, fue reelecto con un 62,46% de los votos seguido por Fabio Gadea Mantilla, líder del Partido Liberal Independiente que desconoció el triunfo de Ortega.

El candidato presidencial que logra el segundo lugar tiene derecho a una diputación pero Gadea Mantilla ha anunciado que no la asumirá.