Lionel Messi y Neymar participarán en un nuevo programa antidopaje para implementar un pasaporte biológico en el fútbol, anunció el jueves la FIFA.

Todos los jugadores que participarán en el Mundial de Clubes en diciembre en Japón darán muestras de sangre de antemano para ayudar a los laboratorios a preparar sus perfiles biológicos.

Los resultados de las pruebas realizadas a los futbolistas elegidos en los controles antidopaje durante el torneo serán comparados con las muestras tomadas antes de la competencia.

"(La FIFA) revisó recientemente los procedimientos antidopaje en el fútbol y decidió implementar algo nuevo", señaló el organismo rector del fútbol mundial. "La nueva meta principal será obtener un perfil de esteroides de cada jugador".

La FIFA anunció el proyecto piloto al mismo tiempo que se realizó el sorteo para el Mundial de Clubes que se disputará del 8 al 18 de diciembre en Japón, y en el que participarán siete clubes, entre ellos el Barcelona de Messi, el Santos de Neymar y Monterrey de México.

El Barsa y Santos tienen boletos directos a las semifinales del campeonato. Todos los equipos tendrán que informar sobre sus paraderos para poder entregar sus muestras.

"Cada club tendrá que proveer a la FIFA información detallada sobre sus actividades (partidos, itinerario de entrenamiento, etc...) durante el período del 14 de noviembre al 8 de diciembre", señaló la FIFA.

Los oficiales médicos de la FIFA consultaron con la Unión Ciclista Internacional (UCI), el organismo pionero en los pasaportes biológicos, para tener una idea clara sobre los métodos más eficientes para combatir el dopaje.

La UCI analiza constantemente la sangre de los ciclistas para medir los efectos del dopaje, en lugar de buscar la presencia de sustancias prohibidas.

El peor caso de uso de esteroides para la FIFA en años recientes involucra a la selección norcoreana de fútbol en el Mundial femenino de junio.

Corea del Norte no podrá participar en el torneo de 2015 y cinco jugadoras fueron suspendidas entre 14 y 18 meses tras arrojar positivo a esteroides.