Grupos de manifestantes se enfrentaron hoy con la policía al culminar en el puerto de Valparaíso una multitudinaria marcha de estudiantes y profesores chilenos, movilizados desde hace seis meses en demanda de mejoras educativas y una educación pública gratuita.

Los incidentes, como ha ocurrido en la mayoría de las convocatorias habidas desde que comenzaron las manifestaciones, el pasado mayo, estallaron durante un acto cultural que marcaba el final de la marcha y fueron provocados por grupos de encapuchados que atacaron a la fuerza pública y comenzaron a destruir bienes públicos, según afirmaron las autoridades.

Tras finalizar los disturbios, pasadas las 15.00 horas (18.00 GMT) no había aún disponibles cifras de detenidos, aunque las autoridades policiales dijeron que había varios carabineros lesionados, uno de ellos alcanzado en un tobillo por un trozo de concreto.

La marcha, que según los organizadores reunió a unas 15 mil personas y según las autoridades a siete mil, marcó el arranque de una doble jornada de movilización y se celebró en el principal puerto chileno, para presionar al Gobierno y legisladores a transparentar un proyecto de ley sobre la desmunicipalización de la enseñanza básica y secundaria.

"El foco de la convocatoria es protestar para que el Gobierno transparente el proyecto de ley sobre desmunicipalización. Queremos que este no se traduzca en más privatización", dijo a los periodistas el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, quien aseguró de paso que la convocatoria reunió a 40 mil personas.

La desmunicipalización es una de las principales demandas del movimiento estudiantil, que reclama que los colegios públicos y subvencionados, que desde 1981 están en manos de los municipios, vuelvan a ser administrados por el Gobierno central con el fin de lograr un mejor uso de los recursos.

Según Gajardo, "hay un compromiso del Gobierno de entregar este proyecto el 30 de noviembre, pero estamos a dos semanas del plazo y no conocemos nada del mismo", subrayó el dirigente.

También en Valparaíso, sede del Congreso, se discute actualmente la ley de presupuestos para el 2012, que será votada el próximo lunes por la Cámara de Diputados, tras ser aprobada con varias decenas de indicaciones por la Comisión Mixta de Presupuestos.

Los estudiantes buscan que la normativa acoja algunas de sus demandas, tendentes a mejorar los recursos a las universidades públicas y no se apruebe mediante "acuerdos entre cuatro paredes" de los partidos políticos.

El oficialismo y la oposición han avanzado en que el proyecto destine recursos a aumentar las becas a estudiantes de menores recursos, hasta un 60 o 70 por ciento del alumnado de las universidades públicas y la posibilidad de extenderlas a las privadas que no tengan fines de lucro, según fuentes políticas.

Tras la marcha, algunos dirigentes llegaron al Parlamento para dialogar con los parlamentarios respecto de las razones de la movilización.

Según Camilo Ballesteros, presidente de los estudiantes de la Universidad de Santiago, el movimiento está "muy atento a la discusión del presupuesto, porque nos afecta".

"Nosotros esperamos que las discusiones se den de cara a la ciudadanía y que se tome en cuenta lo que desde hace más de seis meses hemos establecido y que la gran mayoría de los chilenos han apoyado", afirmó el dirigente.

Junto con recalcar que la desmunicipalización "es fundamental" para el sistema educativo chileno, Ballesteros sostuvo que la ley de presupuestos no contiene modificaciones estructurales, "pero es una instancia previa para poder concretar distintos elementos que han estado ya en discusión durante este proceso".

La manifestación de hoy se desarrolló de forma pacífica hasta después de iniciado el acto artístico, cuando unos 200 encapuchados intentaron sobrepasar las rejas que rodeaban el Congreso y lanzar piedras, botellas y otros objetos contra la policía, que respondió con chorros de agua y gases lacrimógenos.

En ese momento, los organizadores dieron por terminado el acto de cierre, mientras los enfrentamientos se prolongaron durante una hora más, aunque de forma esporádica.

En Santiago, fuentes policiales dijeron que también hubo incidentes en algunos sectores de la capital y de las ciudades de Concepción y Valdivia, en el sur del país.

Para este viernes está convocada una nueva manifestación, esta vez en el centro de Santiago.