La escritora Jesmyn Ward ganó hoy el National Book Award 2011, el premio nacional de la literatura de Estados Unidos, en la categoría de ficción por "Salvage the Bones", una novela sobre una familia durante los días en que el huracán "Katrina" golpeó la costa del golfo de Misisipi.

La novela de Jesmyn Ward, publicada por la editorial Bloomsbury USA, relata la supervivencia de una familia durante el desastre natural ocurrido hace seis años en esa región de Estados Unidos, de donde también es originaria la galardonada.

La obra ganadora es la segunda publicación de la escritora, después de "Where the Line Bleeds", sobre dos hermanos gemelos en la ciudad imaginaria de Bois Sauvage y con referencias al lugar de nacimiento de esta profesora de escritura creativa de la Universidad de South Alabama, en Mobile.

El nombre de los ganadores de la 62 edición del prestigioso National Book Award se conoció durante una gala en Nueva York, presentada por el actor, escritor y músico John Lithgow ("3rd Rock from the Sun", "Shrek" o "Rise of the Planet of the Apes").

Los premiados recibieron una estatua de bronce y un cheque de 10.000 dólares cada uno.

La ganadora del premio de ficción competía con otros novelistas como Andrew Krivak ("The Sojourn"); Téa Obreht ("The Tiger's Wife"), Julie Otsuka, ("The Buddha in the Attic") y Edith Pearlman ("Binocular Vision").

Stephen Greenblatt, crítico literario, se alzó con el prestigioso galardón estadounidense en la categoría de no ficción "The Swerve: How the World Became Modern", que él mismo explicó como un relato "sobre el poder de los libros para superar fronteras, y cruzar el espacio, y el tiempo".

Competían con autores como Deborah Baker ("The Convert: A Tale of Exile and Extremism"); Mary Gabriel ("Love and Capital: Karl and Jenny Marx and the Birth of a Revolution); Manning Marable ("Malcolm X: A Life of Reinvention") y Lauren Redniss ("Radioactive: Marie & Pierre Curie, A Tale of Love and Fallout").

Mientras, en la categoría de poesía se alzó con el premio Nikky Finney por "Head Off & Split", que competía con autores como Yusef Komunyakaa ("The Chameleon Couch"); Carl Phillips ("Double Shadow"); Adrienne Rich ("Tonight No Poetry Will Serve: Poems 2007-2010") y Bruce Smith ("Devotions").

La ganadora, poetisa y profesora de inglés en la universidad de Kentucky, sostiene a través de sus versos un diálogo con figuras emblemáticas de la historia estadounidense de la comunidad de origen africano como la activista proderechos civiles Rosa Parks o la exsecretaria de Estado de EE.UU. Condoleezza Rice.

En la categoría de mejor libro de literatura infantil la ganadora fue Thanhha Lai por "Inside Out & Back Again", la historia de una niña vietnamita durante los años de la guerra en su país.

Esa novela competía por el premio con "Chime", de Franny Billingsley; "My Name Is Not Easy", de Debby Dahl Edwardson; "Flesh & Blood So Cheap: The Triangle Fire and Its Legacy", de Albert Marrin y "Okay for Now", de Gary Schmidt.

La gran noche de la literatura estadounidense sirvió también para rendir homenaje al poeta neoyorquino John Ashbery (1927), que recibió de manos de su colega Ann Lauterbach (1942) la Medalla de Honor del "National Book Award" por su contribución a las letras estadounidenses.

También se reconoció la trayectoria del cofundador y presidente de la Feria Internacional del Libro de Miami, Mitchell Kaplan, a quien el escritor californiano Walter Mosley (1952) hizo entrega del "Foundation's Literarian Award" por su extraordinaria contribución a la comunidad literaria estadounidense.

Entre las caras conocidas que se dejaron ver en esta entrega de premios destacaron el cineasta Michael Moore ("Bowling for Columbine", "Farenheit 9/11"), el poeta Yusef Komunyakaa, ganador de un Pulitzer en 1994, el director John Waters o las jóvenes promesas literarias Nell Freudenberger o Yiyun Li.