Los indígenas del Chocó, región rica en recursos naturales y con la mayor diversidad medioambiental de Colombia, denunciaron irregularidades en las solicitudes de títulos mineros y alertaron del riesgo de saturar este departamento de explotaciones.

Así lo revela el informe "Minería: estrategias del despojo en los pueblos indígenas del Chocó", elaborado por la Asociación de Cabildos Indígenas (ACIN) y financiado por la Fundación Mundubat y el Gobierno Vasco, al que tuvo acceso Efe.

"A pesar de que el Código Minero establece unos requisitos jurídicos, financieros y técnicos para la presentación de solicitudes y posible aprobación para explotación, las instituciones están aceptando y aprobando solicitudes sin el lleno de dichos requisitos", asevera el informe de 241 páginas.

Los requisitos que no se están cumpliendo para admitir esas peticiones serían, según el informe, el control sobre los dineros que financian la presentación de las solicitudes y los estudios de impacto ambiental.

Según datos de Ingeominas, entre 1990 y 2010 se entregaron 121 títulos mineros y se efectuaron 2.656 solicitudes en el Chocó.

En ese sentido, el estudio advierte de que "se han llegado a acumular tantas solicitudes en el departamento que existe el riesgo de que se otorguen títulos por los siguientes diez años correspondientes al 78 % del territorio del Chocó".

Para la editora del informe, la abogada indígena María Patricia Tobón, "hay unos intereses detrás de todas estas empresas que solicitan los títulos mineros para especular y luego vendérselos a otras empresas".

Y el consejero mayor de la ACIN Chocó, Otoniel Quirogama Murillo, consideró que la proliferación de la minería en este territorio, fronterizo con Panamá, "tiene al borde del exterminio todos los procesos de armonía con la vida y la naturaleza".

Precisamente esta semana el Gobierno colombiano anunció la reducción de las áreas de 630 títulos mineros que se superponen, total o parcialmente, sobre zonas de páramos, ecosistemas tropicales de montaña donde se encuentran fuentes de agua potable.

En mayo pasado un estudio del Ministerio de Minas denunció la superposición de títulos mineros en parques naturales y páramos, títulos sin control, especulación, acaparamiento de títulos y violación de los derechos de las comunidades mineras tradicionales.

La minería es una de las cinco "locomotoras" con las que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos pretende jalonar a la economía colombiana.

El Chocó, donde más del 70 % de la población vive en la pobreza pese a sus riquezas naturales, está habitado en su mayoría por afrodescendientes y acoge a un buen número de pueblos indígenas, entre ellos, los embera, una comunidad nativa que, según la Corte Constitucional, está en peligro de extinción.

El subsuelo de este departamento, donde operan grupos guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes, es rico en oro, platino y uranio.