Un fuerte sistema de tormentas, que amenaza con tornados, azotó hoy la zona sureste de Estados Unidos, donde ha causado al menos cuatro muertos y una docena de heridos, según informaron medios locales.

Según el diario Washington Post, en Carolina del Sur tres personas murieron y otras cinco resultaron heridas cuando un aparente tornado barrió una comunidad rural cerca de Rock Hill, a unos 30 kilómetros al sur de Charlotte.

En Luisiana, Misisipi, Alabama y Carolina del Sur se han registrado informes de tornados y cientos de personas se quedaron sin luz debido a que los fuertes vientos derribaron árboles que cayeron sobre las líneas eléctricas.

En Alabama los fuertes vientos que se mueven hacia el norte de Georgia, causaron la muerte de otra persona que falleció cuando un árbol cayó encima de su vehículo.