España se acercó el jueves a niveles de cese de pagos y riesgo de rescate al tener que pagar un interés cercano a 7% por su deuda a largo plazo, un porcentaje que se considera insostenible para financiarse.

En una nueva jornada de tensiones en los mercados europeos, España recaudó 3.563 millones de euros (4.800 millones de dólares) en bonos a 10 años, pero pagó un rendimiento medio de 6,97%, un 30% más con respecto al costo de la anterior emisión del 20 octubre.

Es el interés más alto que paga el Tesoro español en bonos a 10 años desde 1997, cuando todavía con la peseta en circulación el rendimiento fue de 7,26%.

El gobierno saliente, las elecciones generales serán el próximo domingo, negó que España necesite un rescate financiero y el presidente José Luis Rodríguez Zapatero pidió a la Unión Europea y el Banco Central Europeo que den respuesta a los problemas de contagio que han puesto en jaque al euro.

"La sostenibilidad de nuestra deuda está fuera de toda duda", dijo la ministra de Economía, Elena Salgado, en declaraciones a la Cadena Ser. Agregó que "estamos en unos ataques sistémicos a nuestra deuda soberana, a la deuda soberana de muchos países".

"Hoy es España, ayer fue Italia, el día anterior pudo ser Bélgica, el día de mañana puede ser cualquier otro país, incluso de los considerados centrales en el euro, como pueden ser Austria o Francia", sostuvo.

Salgado aseguró que a pesar de las tensiones España ahorrará 3.000 millones de euros (4.050 millones de dólares) de la partida de 27.000 millones (36.480 millones de dólares) consignada en el presupuesto de 2011 para afrontar los pagos correspondientes a los intereses de su deuda.

"Nuestra deuda es perfectamente sostenible, aunque es verdad que desearíamos pagar precios más bajos cada vez que hacemos emisiones", reconoció Salgado.

En la subasta del jueves, además del alto costo, la demanda fue bastante pobre. La cantidad de deuda colocada fue inferior al máximo de 5.380 millones de dólares que se había marcado el Tesoro.

Tras la emisión, la prima de riesgo de la deuda española a 10 años se disparó hasta los 499 puntos básicos con respecto al bono de referencia alemán en el mercado secundario, pero se relajó hasta los 458 puntos al cierre de la bolsa de Madrid. Un nivel prácticamente idéntico al del miércoles.

La grave situación de Italia y de la zona euro sigue afectando a España, considerado uno de los países candidatos a un rescate financiero por parte de la Unión Europea como los de Grecia, Irlanda y Portugal.

"La emisión y los altos intereses denotan una honda preocupación en los mercados por el devenir de las economías italiana y española en este caso", dijo Oscar Moreno, analista de la agencia española de inversiones Renta4. "Estamos en un momento de estrés muy importante porque ya no solamente es España", agregó.

La crisis económica monopoliza la campaña electoral para las elecciones del domingo. Mariano Rajoy, líder del centroderechista Partido Popular, es favorito en todas las encuestas para ganar los comicios y recuperar el poder tras ocho años de gobierno socialista, cuya popularidad se encuentra en baja ante la situación económica y una tasa de desempleo de 21,5%.

Rajoy dijo el jueves que se mantiene en contacto con Rodríguez Zapatero y que no tendría problema en colaborar si fuera necesario adoptar alguna medida económica de emergencia antes de que el nuevo gobierno tome posesión a mediados de diciembre.