Apenas unas decenas de españoles han depositado su voto para las elecciones generales en el Consulado General de Venezuela hoy durante la segunda jornada, con escasa participación de los alrededor de 1.500 electores que pueden sufragar.

Entre la primera jornada de votación, que empezó el miércoles, y hoy, la urna instalada en el Consulado español apenas recogía 33 votos, 21 de ellos depositados a primeras horas de este jueves, explicaron fuentes consulares a Efe.

"El interés que ha mostrado la colonia (española) se ha reflejado en muy pocas peticiones: 2.000 de un censo de 145.000 no son muchas", declaró a Efe el cónsul general adjunto en Venezuela, Jorge Noval.

De los algo más de 2.000 españoles que solicitaron votar sólo podrán hacerlo unos 1.500.

El representante español dijo que comparar la participación en estos comicios con los anteriores es "difícil" por el establecimiento del nuevo sistema de voto rogado, que obliga al votante a solicitar el sufragio para que posteriormente le sea enviado.

"En las convocatorias anteriores el procedimiento era distinto porque el voto era exclusivamente por correo y se remitía a España y quizá permitía mayor participación por parte de los votantes que recibían las papeletas en sus casas y las enviaban por correo", afirmó Noval.

A la escasa participación se une el despiste de algunas personas que llegaron al edificio consular con la intención de depositar su voto pero sin la documentación necesaria.

Entre los que sí que han conseguido votar se encontraba Antonio Jiménez Rodríguez, un comerciante de 67 años, residente en Venezuela desde hace 40.

"Nos costó mucho, porque hay que rogar el voto, después hay que esperar a que llegue", declaró a Efe Jiménez, que recibió justo ayer las papeletas, una vez comenzada la primera jornada de votación en el exterior.

El voto "a veces no llega, aquí (en Venezuela) el sistema de correos no funciona muy bien y tenemos problemas porque nos preocupamos por votar por nuestro país, porque queremos el bienestar para allí y para aquí", añadió.

Las autoridades españolas han abierto un apartado de correos específico para los residentes españoles en Venezuela que no estén en la capital y han acordado un sistema de distribución expedito con la red nacional de correos venezolana para facilitar el proceso.

Sin embargo, en las primeras horas del jueves el Consulado no había recibido ningún voto por correo, aunque el apartado de correos permanecerá en funcionamiento hasta el viernes.