El centrocampista argentino del Roma Erik Lamela, de 19 años, asegura que cuando era niño su mito era el francés Zinedine Zidane "el más grande" cuando él dio sus primeros pasos en el mundo del fútbol.

Lamela hizo estas manifestaciones en una entrevista publicada hoy por el diario italiano "La Repubblica" en la que se refirió además a Maradona: "Nunca lo he visto jugar en directo, pero todos los argentinos quieren ser como él".

Preguntado por un gol en la historia del fútbol que le hubiera gustado marcar, Lamela respondió: "Uno de (Leo) Messi. Para mí sería suficiente con saber marcar cualquiera de los muchos goles fantásticos de Messi".

Lamela se refirió además a la posibilidad que tuvo de fichar por el Barcelona cuando tenía 12 años: "Era demasiado pequeño para vivir una experiencia como la que estoy viviendo ahora. No creímos que fuera el momento oportuno. Así yo me quedé en el River".

Sobre su vida en Roma, donde vive junto a su familia y su novia, Lamela asegura que se encuentra bien aunque echa de menos a sus amigos de Buenos Aires.

"Echo de menos ir a casa de uno o de otro. Jugar a la playstation. Hablamos por teléfono pero no es lo mismo", dijo Lamela, que recordó además el descenso de su exequipo, el River Plate (en junio pasado), en lo que describió como "un día difícil para el equipo y para la hinchada".

El River Plate, el club con más campeonatos argentinos ganados en la historia, padece una severa crisis económica que le ha obligado a vender a jóvenes promesas como los centrocampistas Erik Lamela y Diego Buonanotte, quienes pasaron al Roma italiano y el Málaga español, respectivamente.