El ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, afirmó hoy en Washington que la CIA mantendrá sin cambios la cooperación que tiene desde hace varios años con Colombia para "seguir avanzando" en la lucha contra el crimen organizado.

Tras su reunión a puerta cerrada con el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), David Petraeus, Pinzón aseguró que las autoridades de EE.UU. han reconocido la necesidad de mantener la ayuda a Colombia para consolidar los logros de los últimos años.

La ayuda de la CIA "va a continuar siendo lo que viene siendo desde hace varios años... entrenando a bastante (sic) de nuestra gente, dándole capacitación, permitiendo que tenga efectividad en las tareas que hacen", dijo Pinzón a los periodistas.

Sin dar detalles, Pinzón aseguró que discutió con Petraeus lo "conveniente de mantener ese tipo de esfuerzos por un tiempo más para precisamente seguir avanzando como lo viene haciendo el país en los últimos años".

El ministro colombiano hizo esas declaraciones antes de una reunión a puerta cerrada con la legisladora republicana de Texas, Kay Granger, quien preside el subcomité a cargo del desembolso de ayuda exterior en la Cámara de Representantes.

Según Pinzón, su tarea ha sido explicar a los legisladores y miembros de la Administración del presidente Barack Obama la urgencia "de que tratemos de mantener los recursos en los niveles en que se encuentran... precisamente para continuar los esfuerzos que con éxito se vienen adelantando".

En la actualidad, el Congreso de EE.UU. afronta presiones para reducir la ayuda exterior, mientras un "supercomité" tiene hasta el próximo 23 de noviembre para proponer recortes fiscales en todas las agencias del Gobierno, incluyendo el Pentágono.

A manera de resumen, Pinzón dijo que durante su visita iniciada el lunes y que hoy concluye, Colombia ha recibido un reconocimiento muy grande para sus fuerzas armadas, y un "apoyo muy claro de todos los sectores" del Gobierno de EE.UU. a la labor de su país contra el crimen organizado.

También hubo el entendimiento "de que hemos progresado mucho, pero que es necesario seguir avanzando, y que para ello se requiere el apoyo por un tiempo más", dijo Pinzón, sin explicar los pormenores de esa ayuda.

En esta primera visita desde que asumió el cargo a principios de septiembre, el ministro explicó en Washington, según dijo, la buena marcha de las relaciones entre Colombia y Venezuela y "cómo ha ido incrementándose la cooperación".

"Creemos en que en la medida en que se aumente la cooperación, pues eso limita la acción de cualquier grupo armado, del narcotráfico, del terrorismo, y eso nos parece positivo", observó.

Pinzón reiteró el mensaje a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de que su única alternativa debe ser la desmovilización y no la lucha armada.

"La reflexión más importante debería ser la desmovilización de esos grupos" y, en particular, las familias deben alentar a los jóvenes a abandonar la guerrilla, dijo.

"No tiene sentido esos riesgos que toman, ese sufrimiento y, sobre todo, el dolor que le causan a sus familias y al país", remachó el funcionario, quien aseguró que las fuerzas armadas colombianas seguirán luchando contra cualquier amenaza armada".