El Gobierno irlandés eliminará 23.500 puestos de funcionarios hasta 2015, lo que generará un ahorro de 2.500 millones de euros, anunció hoy el ministro de Gasto Público y Reforma, Brendan Howlin.

Con una población de casi cuatro millones de personas y un funcionariado de 297.000 trabajadores, el objetivo es rebajar ese número hasta 273.500 cuando en 2015 finalice el programa de ayuda a este país de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuantificado en 85.000 millones de euros.

Significará que, desde que en 2008 comenzaron los recortes, habrá una reducción del 12 por ciento en el número de empleados públicos y una rebaja del 15 por ciento en cuanto al ahorro de los gastos, explicó el titular laborista, quien estuvo acompañado durante su presentación por el primer ministro, el conservador Enda Kenny.