El Gobierno británico anunció hoy la venta del banco Northern Rock, nacionalizado durante la crisis de 2008, a Virgin Money, del empresario Richard Branson, por al menos 747 millones de libras (873 millones de euros).

Virgin Money, que ya intentó adquirir la entidad en 2007 antes de que fuera rescatada, se ha comprometido a no aplicar despidos obligatorios en tres años.

El ministro de Economía, George Osborne, ya había anunciado en junio su intención de vender el banco nacionalizado para "restaurar su reputación" y "como primer paso para sacar a los contribuyentes británicos del negocio de poseer bancos".