Puntero con tres unidades de ventaja sobre el Barcelona, el Real Madrid afronta un difícil viaje en la fecha 12 de la liga española de fútbol al visitar en Mestalla al Valencia, tercer clasificado.

El choque estelar de la jornada se juega el sábado, justo después de que el Barsa se mida en el Camp Nou al Zaragoza que entrena el mexicano Javier Aguirre. En su frenética carrera por el campeonato, tanto los azulgrana como los merengues deben superar el cansancio de sus estrellas internacionales tras sus compromisos de selección.

El invicto estadio de Mestalla ha sido tradicionalmente difícil para el Madrid, rival "non-grato" que incluso encajó un revés 6-0 en la campaña 1998-99. Y el equipo de Unai Emery pasa por un buen momento, como certifican sus cuatro triunfos seguidos, incluyendo la Liga de Campeones.

Pero el Madrid tampoco deja puntos en el camino desde que empató en la cancha del Racing de Santander por la cuarta fecha. Y a su técnico, José Mourinho, se le da bastante bien el feudo valencianista: allí ganó dos Copas del Rey (una como asistente en el Barsa, otra con el Madrid ante los azulgrana la pasada campaña), venció con el Chelsea en Liga de Campeones (temporada 2006-07) y goleó por 6-3 en liga la campaña pasada.

"Nuestra meta era reducir distancias con Madrid y Barcelona y, si ganamos el sábado, estaremos camino de ello. Lo del año pasado fue un accidente", avisó el jueves el delantero "ché", Roberto Soldado.

Mourinho cuenta, además, con el regreso del mejor Mesut Oezil, quien cuajó una buena actuación con Alemania, y de un Cristiano Ronaldo pletórico tras el pase de Portugal a la Eurocopa.

"Estar delante del principal rival siempre es importante. Nos motiva", dijo el delantero portugués, quien calificó el actual Madrid como "el mejor desde que llegué", aunque aventura "un partido complicado en Valencia, muy difícil, distinto al año pasado porque van muy bien y están terceros".

Pese a una sobrecarga en el muslo izquierdo, se espera que Cristiano sea titular.

Mientras la estadística apunta que los blancos mejoran su efectividad tras los parones de selección, el Barsa suele bajar sus prestaciones.

Tras jugar el Argentina-Colombia, el astro azulgrana Lionel Messi declaró que se encontraba "muerto" de cansancio, y en Barcelona se especula con que Pep Guardiola le daría descanso ante el Zaragoza.

"Siempre es lindo verlo jugar cuando no lo hace contra uno. Es el mejor del mundo, pero si no juega contra nosotros es un alivio y habrá que aprovecharlo", comentó su compatriota y jugador del Zaragoza, Leonardo Ponzio.

Nada placería más a Aguirre, quien no podrá contar con el zaguero paraguayo Paulo Da Silva y necesita mejorar el desempeño de su equipo a domicilio, donde sólo ha sumado dos puntos. El Camp Nou sigue invicto y, aun con Messi cansado, el Barsa cuenta con recursos tras las recuperaciones de Cesc Fábregas y el chileno Alexis Sánchez, además de la irrupción del canterano Isaac Cuenca.

La jornada del sábado inicia con duelo en mitad de tabla entre Villarreal y Betis, mientras que el domingo jugarán por la mañana Real Sociedad y Espanyol. A los donostiarras, colistas, les apremia una victoria casera para salir del pozo, mientras que el cuadro del argentino Mauricio Pochettino ansía recuperar una plaza UEFA.

El choque magno dominical es el Sevilla-Athletic, pues los bilbaínos también llaman a la puerta de Europa tras su espectacular empate contra el Barsa. El equipo del argentino Marcelo Bielsa ha logrado rectificar un mal inicio de campeonato y parece llegar a Sevilla, donde no ha ganado en los últimos 18 años, en su mejor momento. Los andaluces, quintos, disponen de su once de gala, habilitados el arquero Javi Varas y los delanteros Alvaro Negredo y Frederic Kanouté.

El Levante ha perdido impulso con dos derrotas seguidas tras una racha de siete victorias que le mantiene cuarto, pero en su visita al campo del Atlético de Madrid no deberá preocuparse por el goleador colombiano Radamel Falcao, lesionado.

La parte baja de la clasificación vivirá duelos intensos con el Granada-Mallorca y el Sporting-Getafe, mientras Osasuna y Rayo Vallecano se disputan en Pamplona el honor de pelear por metas más ambiciosas.

El Racing del argentino Héctor Cúper recibe al Málaga del chileno Manuel Pellegrini al cierre de la fecha en lunes.