Una fuerza de elite de la Policía colombiana detuvo en Medellín al presunto líder de una banda armada de narcotraficantes que hizo parte de un grupo rival del desaparecido capo Pablo Escobar, informaron hoy las autoridades.

Carlos Augusto Correa López, alias "Mono Pepe", fue capturado el miércoles en un comercio del sureste de Medellín como resultado de una investigación relacionada con la desaparición de una persona, dijo el jefe de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía Nacional, el general Humberto Guatibonza.

Correa fue sorprendido cuando recibía un paquete con las escrituras de varias propiedades valoradas en más de 12.000 millones de pesos (más de 6,27 millones de dólares), pertenecientes a familiares del desaparecido, agregó Guatibonza.

En coincidencia con la entrega se produjo la aparición sana y salva de dicha persona, quien, al parecer, había sido secuestrada por una banda criminal relacionada con Correa.

Junto a Correa fueron detenidos otros tres hombres que iban con él en un automóvil blindado que contaba con un escondite interno que "era activado a partir de un mecanismo electrónico".

En la acción le fueron decomisados 18 teléfonos móviles y una pistola.

El detenido dirigía la banda La Unión, con sede en Itagüí, localidad vecina a Medellín, y las autoridades tienen registros de su trayectoria desde los años ochenta, cuando hizo parte de los Pepes, sigla del llamado grupo Perseguidos por Pablo Escobar, conformado por rivales de este jefe narcotraficante.

Escobar, jefe del desaparecido Cártel de Medellín y que mantuvo una cruenta guerra contra el Estado que dejó centenares de víctimas, murió en diciembre de 1993 a manos de policías en Medellín.

Correa también estaba vinculado con las bandas de "Don Berna", alias de Diego Fernando Murillo, antiguo jefe paramilitar y narcotraficante extraditado a Estados Unidos en mayo de 2008. EFE