Barcelona enfrentará al ganador del partido entre el campeón africano Esperance y el monarca asiático Al Sadd cuando debute en las semifinales del Mundial de Clubes, según el sorteo realizado el jueves.

El Barsa y Santos de Brasil, campeón sudamericano, tienen un boleto directo a la fase semifinal del torneo que se disputará del 8 al 18 de diciembre en Japón.

"Fue un buen sorteo", comentó el delegado del Barsa para asuntos internacionales, Amador Bernabéu. "Esperamos poder jugar un buen fútbol, pero por supuesto nuestra meta es llegar a la final".

Santos, con su estrella Neymar a la cabeza, chocará en semifinales con el ganador de la serie de cuartos de final entre Monterrey de México y Auckland City o el campeón de Japón.

"Será un gran torneo", señaló el director deportivo de Santos, Pedro Luiz Nunes Conceicao. "El sorteo estuvo bien, pero no será fácil llegar a la final, aunque ese es nuestro objetivo".

El duelo entre el monarca de Oceanía y el campeón japonés, que todavía no se conoce, pone en marcha el campeonato.

"La única ventaja que podríamos tener es que podremos ver el primer partido de nuestro oponente", comentó el director deportivo del Monterrey, Luis Miguel Salvador. "Aparte de eso, no hay ventaja. Los equipos en esta competencia tienen una gran calidad y son rivales difíciles".

Esperance y Al Sadd saben que su duelo de cuartos de final tiene como premio un choque con el mejor club y el mejor futbolista del mundo: Barcelona y el argentino Lionel Messi.

Sin embargo, los campeones africanos no se conforman con ser actores de reparto.

"Todos esperan una final entre Santos y Barcelona, pero quizás puedan ver una final entre Esperance y Santos", señaló el presidente deportivo de Esperance, Riadh Bennour.

El Mundial de Clubes regresa a Japón tras disputarse los dos años anteriores en Emiratos Arabes Unidos.