El gobierno brasileño celebró el jueves la decisión de la agencia clasificadora Standard & Poor's de elevar la nota de crédito de la deuda brasileña, en momentos que países industrializados son rebajados en sus notas.

La agencia estadounidense elevó la calificación de crédito brasileño de largo plazo en moneda extranjera de BBB- a BBB con perspectiva estable, mientras que la deuda de largo plazo en moneda local fue subida de BBB+ a A-.

"La decisión de S&P de promover la nota brasileña en un momento delicado de la economía internacional es un reconocimiento de que la política económica se encuentra en la dirección correcta y de que los fundamentos macroeconómicos del país son sólidos", señaló el Ministerio de Hacienda en un comunicado.

Agregó que la mejora, en momentos en que países sufren rebajas en sus calificaciones de riesgo y gobiernos de naciones desarrolladas se debilitan por sus problemas económicos, "evidencia el éxito de la gestión económica brasileña en su objetivo de fortalecer el país".

Una nota de S&P indicó que la elevación de la nota brasileña se debe principalmente a la conducción de políticas macroeconómicas prudentes, en especial el mantenimiento del superávit primario en 3% del producto interno bruto, lo que permite mayor flexibilidad en la política monetaria.

La agencia calificadora consideró que esa combinación de factores, junto con la diversificación de la economía y la mejora de las cuentas externas, permitirá moderar los impactos de los choques externos y sustentar las perspectivas de crecimiento de largo plazo.