Representantes de cinco países de la Alianza Bolivariana para las Américas, ALBA, debaten una postura que llevarán a la cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Durban y a la conferencia sobre desarrollo sostenible en Brasil.

El evento fue inaugurado el miércoles en la región oriental de Santa Cruz con la participación de delegados de Cuba, Bolivia, Venezuela, Ecuador y Nicaragua.

El canciller boliviano David Choquehuanca señaló que "en la actualidad el mundo vive las consecuencias de un modelo de desarrollo impuesto por el sistema capitalista".

"Con las actuales conclusiones de Cancún-México el Planeta Tierra tiene sólo un 50% de posibilidades de sobrevivencia, por eso Bolivia propone que se estabilice en un grado centígrado la temperatura del planeta", agregó.

La reunión que terminará el viernes pretende desarrollar un mayor conocimiento de las posiciones nacionales de los países miembros del ALBA y definir las líneas estratégicas de negociaciones de cambio climático y sobre desarrollo sostenible.