Las autoridades liberaron el jueves a 11 de las 13 personas detenidas durante una protesta contra la dura ley de inmigración de Alabama.

En 10 de los 13 casos, los manifestantes obtuvieron la libertad tras pagar una fianza de 300 dólares cada uno. Salieron por la puerta principal del Departamento de Policía de Montgomery mientras gritaban "sin papeles, sin miedo".

El jueves por la tarde, dos de los detenidos todavía permanecían recluidos en la cárcel del Condado de Montgomery. Un menor de edad arrestado fue entregado a sus padres la noche del martes.

El abogado de Montgomery Mike Winter dijo que se está preparando la fianza para los otros dos manifestantes.

Winter dijo que los funcionarios federales de inmigración no han decidido retener a sus clientes.

Los detenidos son en su mayoría estudiantes universitarios que dicen que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños y no tienen pruebas de que están en el país con autorización legal.