Un abogado de una mujer que alega que Justin Bieber es el padre de su hijo dijo el miércoles que retiró su demanda mientras ambas partes esperan a que el cantante se realice una prueba de paternidad.

El abogado Jeffrey Leving dijo a The Associated Press que la demanda presentada en el Tribunal Superior de San Diego por Mariah Yeater, de 20 años, se retiró recientemente sin prejuicio. Sin embargo, la demanda podría volver a presentarse. Por ahora una audiencia programada para el 15 de diciembre ha sido cancelada.

"El caso nunca fue desechado. Se puede volver a presentar hoy o mañana", dijo Leving. "Estamos tratando de arreglar este asunto fuera de la corte con el equipo de Bieber".

Yeater alega que acababa de cumplir 19 años cuando ella y Bieber, entonces de 16, tuvieron un breve encuentro sexual después de uno de los conciertos que el cantante ofreció a fines del año pasado en el Centro Staples de Los Angeles.

Bieber afirma que nunca ha conocido a Yeater y ha negado que sea el padre de su hijo, quien nació en junio.

Matthew Hiltzik, un vocero del astro adolescente, dijo que Bieber todavía planea realizarse una prueba de paternidad en las próximas semanas.

"Lo hemos dicho desde el principio , es una tristeza que alguien pueda inventar una afirmación tan maliciosa, difamatoria y demostrablemente falsa", dijo Hiltzik. "Seguiremos revisando todas nuestras opciones para proteger a Justin".

Yeater no ha presentado ninguna evidencia que demuestre que Bieber es el padre, pero sus abogados insisten que la prueba de paternidad descubrirá que el cantante tiene un hijo.

Leving señaló que la razón principal para retirar la demanda es que se ha desatado una tormenta en los medios y que Yeater ha recibido amenazas de muerte.

"En este momento diré que es mejor que se maneje fuera de la corte y que esto es lo que más le conviene a todos", dijo Leving.

Yeater ha tenido que cambiar el número de su celular por las amenazas que le han hecho y hace poco una persona la siguió para tratar de filmarla mientras caminaba en un parque con su hijo, dijo Leving. Se contrató un detective privado para investigar las amenazas, pero Leving no quiso decir si Yeater ha tratado de ponerse en contacto con la policía.

Leving considera que ambas partes firmarán un acuerdo de confidencialidad que mantendrá los resultados de la prueba de paternidad en privado, pero dijo que esta posibilidad quizá no pueda realizarse.

"Esperamos que el caso llegue a una conclusión segura y saludable", dijo Leving.