El británico Peter Gabriel, que este miércoles fue recibido por el presidente Sebastián Piñera, planteó al mandatario su inquietud por la represión que han sufrido los estudiantes chilenos, que mantienen una movilización por una mejor educación pública y gratuita desde hace seis meses.

El artista, que por primera vez visitaba el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, pese a que había estado otras veces en Chile, dijo a los periodistas que tuvo una muy buena acogida y recepción por el presidente, en un encuentro que se prolongó por más de una hora.

"Fue muy hospitalario, le mencioné algunos puntos relacionados con los derechos humanos. Temas ante los que estuvo muy atento y fue muy abierto", señaló el cantante, que esta noche ofrece un concierto en la capital chilena.

Afirmó que los temas que planteó al mandatario tenían que ver con la historia, los legados de la verdad, la justicia y la reconciliación (tras la dictadura 1973-1990).

"Fue muy abierto y sostuvimos una buena conversación en casos como el del cantante Víctor Jara, torturado y asesinado por los militares; los pueblos indígenas, el derecho sobre sus tierras, la educación y la protección de su cultura; y la violencia (ejercida) con los estudiantes", indicó.

Nada más llegar al recinto, una de las cosas que solicitó Peter Gabriel fue visitar el Salón Blanco, la oficina de Salvador Allende en el Palacio, hasta donde le acompañaron Piñera, el ministro chileno de Educación, Luciano Cruz-Coke, y el embajador del Reino Unido en Chile, Jon Benjamin.

En este sentido mencionó que se horrorizó con lo que pasó en ese tiempo (11 de septiembre de 1973, el día del golpe de Estado contra Allende) "y recordé de un libro que vi. Era importante visitarlo", apostilló.

Peter Gabriel ya había estado antes en Chile (1990) como parte de los históricos conciertos de Amnistía Internacional en el Estadio Nacional, tras el regreso a la democracia (1990) y después en 1993 y 2009.

El artista se presentará en la noche de este miércoles en la capital chilena, hasta donde llega con su espectáculo "Peter Gabriel and The New Blood Orchestra", en el que repasa sus canciones en claves sinfónicas, sin baterías y sin guitarras.

El artista británico llegó a Santiago junto a un equipo de 80 personas incluyendo sus músicos, los que reforzará con concertistas chilenos para completar su numerosa banda.