El cantante y músico británico Peter Gabriel fue recibido el miércoles por el presidente chileno Sebastián Piñera, a quien le expresó su inquietud por la represión policial contra el movimiento estudiantil, que hace seis meses protesta en demanda de una educación gratuita y de calidad.

El encuentro se produjo en el palacio presidencial, donde Gabriel visitó algunos salones ocupados por el presidente socialista Salvador Allende, derrocado por los militares en 1973. Al salir del Salón Blanco, oficina de Allende, dijo que "era importante visitarlo".

En el recorrido fue acompañado por el propio Piñera, el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, y por el embajador británico en Chile, Jon Benjamin.

"Quise mencionarle algunos puntos relacionados con los derechos humanos, temas ante los que estuvo muy atento y fue muy abierto", dijo el cantante al término del encuentro que se prolongó por una hora.

Gabriel precisó a la prensa que habló a Piñera sobre situaciones que "tenían que ver con la historia, los legados de la verdad, la justicia y la reconciliación. Casos como el de Víctor Jara, los pueblos indígenas, el derecho sobre sus tierras, la educación y la protección de su cultura. La violencia con los estudiantes".

Un poderoso movimiento estudiantil se rebeló hace seis meses en rechazo del lucro en el sistema educacional chileno, el fortalecimiento del sistema público de enseñanza y de la calidad de la enseñanza. En las 40 multitudinarias marchas que han realizado el último medio año, han sido fuertemente reprimidos con gases lacrimógenos y chorros de agua lanzados por la policía que trata de controlar, sin éxito, a encapuchados que irrumpen en las caminatas pacíficas, lanzan piedras a las fuerzas antimotines y destruyen mobiliario público y privado.

El británico estuvo en Chile en 1990, cuando participó en un recital de Amnistía Internacional, que se desarrolló en el Estadio Nacional, un campo de detención instalado por los militares en los días siguientes a la sublevación castrense que dio paso a una dictadura que se prolongó hasta 1990. Regresó al país en 1993 y el 2009.

El artista se presentaba la noche del miércoles en el teatro Movistar Arenas como parte de su gira "Peter Gabriel and The New Blood Orchestra".