Tienen casi ocho meses de tregua para afianzar sus virtudes y pulir sus defectos.

Con Uruguay y Argentina en punta, con la fascinante Venezuela acomodada al lado de ellos, las eliminatorias sudamericanas para el próximo Mundial entraron en receso hasta junio de 2012.

Uruguay se perfila como favorito de esta carrera al despedirse como único invicto entre los nueve equipos, todos ellos grandes beneficiados por la ausencia de un Brasil que obtuvo pasaje directo al Mundial por ser anfitrión del campeonato que se disputará en 2014.

Con fecha libre en la cuarta y última fecha, Uruguay cerró su año con una goleada 4-0 sobre Chile con una notable actuación de Luis Suárez, quien las cuatro veces apretó el gatillo, para dejar a los Charrúas como los mejores de Sudamérica.

Si todo terminase como hasta ahora, Uruguay, Argentina, Venezuela (7 puntos) y Ecuador (6) tendrían boleto asegurado y Chile (6, pero con un partido más que los ecuatorianos) jugaría repechaje. Colombia, Paraguay (4), Perú (3) y Bolivia (1) estarían eliminados.

Uruguay, Ecuador, Colombia y Perú tienen un partido menos en estas eliminatorias que finalizarán en octubre de 2013.

Cuatro partidos parecen poco. Pero podrían resultar suficientes para varios si se toma en cuenta la tendencia de las últimas eliminatorias entre 10 equipos para el Mundial de Sudáfrica 2010.

Por entonces, los tres líderes eran Paraguay, Argentina y Brasil, en ese orden, un trío que se clasificó en forma directa. Chile (que estaba séptimo) los acompañó en ese viaje al igual que Uruguay (que figuraba sexto), en aquella ocasión gracias al repechaje.

Colombia, que en esos cuatro partidos marchaba cuarto, se quedó luego afuera de la fiesta y otro tanto ocurrió con Venezuela.

Ahora, Venezuela busca su clasificación a su primer Mundial con mejores argumentos que entonces ya que se entreveró en la cima al lado de los bicampeones mundiales rioplatenses, Uruguay y Argentina.

Venezuela le ganó por primera vez a Argentina, en este caso 1-0 cuando la recibió en Puerto La Cruz, resultado que acaba de repetir ante Bolivia. El único verdugo de la Vinotinto fue Ecuador con un 2-0 en la primera fecha en Quito.

Bolivia tendrá que empezar a sumar puntos en forma urgente, aunque el que cosechó con el empate 1-1 en Buenos Aires fue histórico ya que fue la primera vez que se llevó una unidad como visitante ante los Albicelestes liderados por su capitán Lionel Messi.

Argentina se recuperó luego con una victoria 2-1 ante Colombia en Barranquilla, con Messi artífice de esa victoria al convertir un gol y gestar el otro que metió Sergio Agüero.

Quizás en ocho meses, Messi siga acumulando nuevos títulos con el Barcelona español y Suárez siga inflando redes en el Liverpool inglés.

Ningún jugador sudamericano volverá a participar de un partido oficial a nivel de selecciones hasta que se reanuden las eliminatorias.

Entonces, Chile dispondrá si su equipo juega mejor. O si volverá a contar con cinco de sus futbolistas que fueron marginados por indisciplina por el técnico Claudio Borghi antes de la goleada ante Uruguay, y que tampoco estuvieron en el triunfo 2-0 del miércoles frente a Paraguay.

Precisamente Paraguay tendrá descanso cuando se reabra el fuego el 2 de junio entre Argentina-Ecuador, Bolivia-Chile, Perú-Colombia y Uruguay-Venezuela.