El presidente Juan Manuel Santos exhortó el miércoles al nuevo jefe de las FARC, alias Timochenko, que abandone la violencia y afirmó que podría correr "muy pronto la misma suerte" de su antecesor, Alfonso Cano, abatido por las fuerzas de seguridad.

Previamente en la jornada, el comandante de las fuerzas militares colombianas, general de Ejército Alejandro Navas, aseguró que carecen de pistas sobre la ubicación del nuevo jefe de las FARC, y que si estuviera fuera del país, como se ha señalado, acudirían a la cooperación internacional.

En un comunicado conocido la víspera de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), esa guerrilla designó a Rodrigo Londoño, de 52 años y alias Timoleón Jiménez o Timochenko, como sucesor en la jefatura de esa guerrilla tras la muerte de Cano, abatido por la fuerza pública el 4 de noviembre en una zona del departamento de Cauca, al suroeste del país.

En un discurso al inaugurar un congreso agrario, el presidente Santos envió un mensaje público al nuevo jefe rebelde.

"Quiero aprovechar también para decirle al nuevo número uno de las FARC que reflexione, que políticamente están derrotados, más del 96, 97% de la población rechaza las FARC", dijo Santos citado en una nota de la casa de gobierno.

"Militarmente están cada vez más débiles; que la vía de las armas, que la vía de la violencia no los va a llevar a ningún lado; que (Timochenko) reflexione o va correr muy pronto la misma suerte de Alfonso Cano", aseguró.

Ya desde el abatimiento de Cano, el mandatario ha llamado a los rebeldes de desistir de la vía armada y desmovilizarse y que en el gobierno encontrarán una "mano generosa" para reincorporarse a la vida civil.

Santos, que ha dicho que nadie le enseña como "darle duro" a la guerrilla, ya sea desde el Ministerio de Defensa como su titular (2006-2009) y ahora como presidente, ha estado vinculado a los más duros golpes que ha sufrido las FARC en los últimos años, incluyendo el abatimiento de al menos tres de sus máximos jefes y una exitosa operación de rescate de secuestrados en poder de esa guerrilla.

Desde hace al menos dos años versiones indican que Timochenko estaría fuera de Colombia en zonas de la frontera con Venezuela, lo que Caracas niega.

Y al contrario de otros jefes rebeldes cuya zona general de ubicación era conocida, con Timochenko las coordenadas parecieran ser menos claras. Por ejemplo, Cano por años se mantuvo en el denominado Cañón de Las Hermosas, en el departamento de Tolima, vecino al Cauca, buscando la protección de una escarpada región de entre 1.600 metros a 4.500 sobre el nivel del mar.

"La inteligencia militar y policial en este momento no tiene la ubicación exacta" del nuevo jefe rebelde, dijo Navas en declaraciones divulgadas por el noticiero de televisión RCN.

"Si está en territorio de otro país y tuviéramos conocimiento a través de la inteligencia militar, acudiría a mi superior jerárquico, jefe supremo de las fuerzas militares, el señor presidente de la república, para que él a su vez acuda a todos los tratados de cooperación y de amistad que hay con otros países, para lograr la captura o la neutralización de ese bandido", agregó el oficial.

El ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón ha declinado en distintas entrevistas comentar las versiones en torno a una presencia de jefes rebeldes en países vecinos.

Raúl Reyes, miembro de la jefatura de las FARC, fue abatido en un bombardeo de la fuerza pública colombiana en marzo del 2008 a un campamento rebelde en territorio de Ecuador, en una zona cercana a la frontera y que el gobierno de Quito sostiene que desconocía.