Se espera que los cancilleres de los 22 países que integran la Liga Arabe formalicen el miércoles la decisión que adoptaron el fin de semana de suspender a Siria por negarse a frenar la sangrienta represión contra los manifestantes opositores al gobierno.

Los ministros de Relaciones Exteriores que se reúnen este miércoles en Marruecos harán oficial la suspensión, la cual fue votada el fin de semana para ser aplicada a menos que Siria frenara inmediatamente los operativos.

La violencia ha seguido sin tregua desde que Damasco aceptó el 2 de noviembre un acuerdo de paz formulado por la Liga Arabe que pedía al régimen frenar la violencia contra los manifestantes, sacar de las ciudades los vehículos blindados, liberar a los presos políticos y permitir a periodistas y grupos de derechos humanos ingresar al país.