La economía de España se estancó en el tercer trimestre del año después de dos trimestres de modesto crecimiento, según cifras oficiales publicadas el miércoles.

El informe del Instituto Nacional de Estadísticas que fue publicado días antes de las elecciones donde se considera favorito al conservador Partido Popular, de oposición, para ganar por mayoría abrumadora.

La moribunda economía española, considerada la cuarta en la eurozona, ha dominado las elecciones. En particular, persiste la preocupación en el país, con un desempleo del 21,5%, que está siendo arrastrado a la crisis de la deuda de Europa.

Su tasa de endeudamiento en los mercados se ha moderado el miércoles después de dos días de grandes ganancias. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años bajaron un 0,06% a 6,24%. Un tasa del 7% es considerado insostenible a largo plazo.