El banco central de Japón mantuvo el miércoles su principal tasa de interés en prácticamente cero para ayudar al clima económico, un yen fuerte y las recientes inundaciones en Tailandia.

Los nueve integrantes de la junta de política del banco votó por unanimidad para mantener la tasa en un rango de cero a 0,1%.

Informó que la economía japonesa se está levantando pero a un "ritmo más moderado debido principalmente a los efectos de una desaceleración en las economías del extranjero". El banco central destacó potenciales riesgos por los problemas de deuda de Europa y temas en la hoja de balance de Estados Unidos.

El banco agregó que sigue comprando activos a través de un fondo que amplió el mes pasado en un esfuerzo para relajar más la política monetaria.