Las autoridades emplazaron a miles de policías el jueves como precaución ante posibles acciones de violencia durante una protesta en Atenas que este año se realiza en medio de un ambiente acalorado en Grecia ante las medidas de austeridad tomadas para cautelar la crisis financiera provocada por la deuda griega.

Se prevé que los manifestantes que protestan contra las medidas de austeridad por casi dos años participarán en la marcha hacia la embajada de Estados Unidos en Atenas el jueve por la tarde. Unos 7.000 agentes policiales estarán de servicio.

La protesta anual conmemora una sangrienta refriega en 1973 durante protestas estudiantiles bajo la dictadura militar que gobernó a Grecia desde 1967 hasta 1974. Pero la marcha ha servido tradicionalmente para canalizar las protestas contra el gobierno de turno y por lo general se tornan violentas.

Aunque Grecia ha recibido un gran paquete de rescate internacional, el país con una gran deuda sigue luchando para evitar caer en bancarrota.

Un nuevo gobierno interino obtuvo el miércoles un voto de confianza en el Parlamento.