Tropas yemeníes mataron a siete milicianos vinculados con al-Qaida — entre ellos un iraní, un paquistaní y dos somalíes — en los combates más recientes en una provincia sureña, dijo el miércoles un funcionario de seguridad.

Las fuerzas armadas han disparado morteros a dos importantes edificios gubernamentales en Zinjibar, la capital provincial de Abyán, después de que fueron tomados por decenas de milicianos, señaló el oficial.

La seguridad se ha venido abajo en todo Yemen durante una sublevación popular de nueve meses que busca derrocar al régimen de 30 años del presidente Alí Abdalá Salé.

Los detractores del mandatario lo acusan de permitir a los milicianos aprovechar el vacío en la seguridad con el fin de respaldar su argumento de que, sin él, al-Qaida tomaría el control del país.

La más reciente ronda de violencia en Zinjibar comenzó el martes por la noche y se extendió al miércoles, señaló el funcionario de seguridad, al tiempo que indicó que los siete milicianos murieron en los combates. Habló a condición de guardar el anonimato porque no tiene autorización para hablar con la prensa.

La contienda del miércoles por el control de Zinjibar es el intento más reciente por parte de las fuerzas armadas de Yemen de reafirmar su control en el inestable sur del país. Los milicianos han aprovechado la agitación por el alzamiento popular contra Salé con el fin de extender sus alcances más allá del remoto interior de Yemen.

Desde marzo, milicianos vinculados con al-Qaida han tomado pueblos completos en la provincia de Abyán, obligando a más de 100.000 residentes a huir a las provincias vecinas donde la gente ha buscado refugio en escuelas y en campamentos improvisados.

Cientos de soldados también han muerto en hechos de violencia a lo largo de los meses, de acuerdo con el Ministerio de Defensa, así como civiles.

Cientos de miles de yemeníes marcharon el miércoles desde la Plaza del Cambio — el epicentro de las protestas contra Salé — a través de varios vecindarios en Saná, e incluso pasaron cerca del complejo presidencial.