Unas 17 toneladas de marihuana fueron incautadas en relación con un túnel que une depósitos en San Diego y Tijuana, México, informaron las autoridades el miércoles. El túnel tiene aproximadamente 400 metros de largo.

Las autoridades estadounidenses decomisaron el martes unas nueve toneladas de marihuana dentro de un camión que se encontraba en la bodega del área de Otay Mesa en San Diego, señaló Derek Benner, agente especial del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos a cargo de las investigaciones en San Diego. Las autoridades mexicanas incautaron cerca de cinco toneladas al sur de la frontera.

Las autoridades hablaron en una conferencia de prensa junto a los paquetes de la droga incautada adornados con etiquetas del Capitán América, Sprite y Bud Light. Las marcas son códigos para identificar a los propietarios.

Fotografías tomadas por autoridades mexicanas muestran una entrada bloqueada por bultos que presumiblemente estaban rellenos con marihuana, dijo a la AP Paul Beeson, jefe del sector San Diego de la Patrulla Fronteriza.

Las paredes del túnel estaban recubiertas con soportes de madera y había cables de electricidad hacia la entrada mexicana, sugiriendo que había sistemas de alumbrado y ventilación.

El túnel tenía 1,22 metros (4 pies) de altura y un metro de ancho. Descendía a unos seis metros (20 pies) en el lado estadounidense.

Dos hombres que supuestamente salieron de la bodega en un camión cargado con cerca de tres toneladas de marihuana fueron detenidos el martes en una autopista en las afueras de La Mesa y quedaron bajo arresto. Un agente de la Patrulla de Autopistas de California se vio abrumado por el olor, de acuerdo con una denuncia federal.

César Beltrán y Rubén Gómez enfrentan cada uno una pena máxima de cadena perpetua si son declarados culpables de asociación delictuosa para distribuir marihuana, dijo Alana Robinson, jefe de la sección de narcóticos del secretario de justicia en San Diego.

Los túneles del narcotráfico han proliferado en los últimos años, pero éste es uno de los más importantes en función de la cantidad de droga incautada.

Redadas realizadas en noviembre pasado en dos túneles que unían San Diego y Tijuana dieron como resultado el decomiso total de 50 toneladas de marihuana en ambos lados de la frontera, dos de las mayores incautaciones de marihuana en la historia de Estados Unidos. Esos pasajes secretos contaban con vías férreas, alumbrado y ventilación.

Los túneles han surgido como una estrategia importante para contrabandear marihuana debido a que las autoridades estadounidenses han aumentado la vigilancia en la superficie.