El ministro de Transportes y Comunicaciones de Perú, Carlos Paredes, informó hoy que la renovación de las licencias a Telefónica es independiente de la deuda tributaria que reclama la Superintendencia de Administración Tributaria (Sunat).

La empresa española mantiene un pleito con el Estado peruano por unas acotaciones tributarias a los impuestos del 2000 y 2001 por valor aproximado de 450 millones de soles (165 millones de dólares) que, actualmente, sumando intereses y multas asciende a unos 1.600 millones de soles (592 millones de dólares).

"La decisión que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) adopte acerca de la renovación (de las licencias de telefonía móvil) estará sustentada en el análisis legal y técnico que estamos haciendo de los contratos", declaró el ministro a la agencia Andina.

Estas declaraciones del ministro se produjeron en el X Foro Internacional de Puertos, organizado por la Comisión de Asuntos Marítimos, Portuarios y Aduaneros de la Cámara de Comercio de Lima.