El director de la Secretaría Nacional del Migrante (Senami), Pablo Calle, informó hoy que no continuará al frente de ese organismo, creado bajo la presidencia de Rafael Correa y dedicado a la atención, protección y desarrollo de los ecuatorianos en EE.UU.

"Después de tres años de servicio frente a la Senami he decidido separarme de la institución y lo hago con la certeza de haber avanzado en la reivindicación y defensa de los derechos de cerca de un millón y medio de ecuatorianos que viven en este país, quienes históricamente estuvieron olvidados", señaló Calle en comunicado de prensa.

Destacó que deja a un organismo "que no sólo cuenta con instalaciones de primera clase, sino que además ha desarrollado un sistema de atención para servir necesidades de toda índole de los ecuatorianos en este país, sobre todo de los vulnerables".

Agregó que la Senami cuenta además con un grupo de colaboradores que "han rescatado y dignificado la gestión pública, por medio de su compromiso y mística de trabajo".

Calle, que no dio detalles sobre su decisión, agradeció a Lorena Escudero, exministra de la Secretaría Nacional del Migrante porque "gracias a su confianza pude ser parte del proyecto de construcción de esta institución y servir junto a un equipo de seres humanos extraordinario".

Igualmente dijo estar agradecido a la actual ministra Betty Tola, por haber ratificado la decisión de su predecesora.