La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., criticó hoy la política de "rendición" a la que según dijo se ha sometido el presidente Barack Obama ante las políticas de los hermanos Castro en Cuba.

"El Gobierno de Obama parece seguir una doctrina de rendición y capitulación frente a un enemigo jurado de Estados Unidos a sólo 90 millas (145 kilómetros) de nuestras costas", dijo en una conferencia en el centro de estudios conservador Fundación Heritage.

Ros-Lehtinen señaló que tras tres años del Gobierno de Obama "esta administración sigue dispuesta a tender la mano a los hermanos Castro, que no están dispuestos a aflojar su puño".

La congresista subrayó la importancia de combatir la "tiranía" y los "abusos sistemáticos" a los derechos humanos que "definen el régimen" cubano y consideró que "es nuestra obligación moral convertirnos en la voz de aquellos que están sufriendo bajo la opresión y ayudarles a ser libres".

Desde que Obama llegó al Gobierno ha tratado de buscar un acercamiento con el Gobierno de La Habana para propiciar un cambio democrático en la isla, que ha sido criticado por varios legisladores republicanos, entre ellos Ros-Lehtinen.

En abril de 2009, Obama ordenó la flexibilización de los viajes y remesas de los cubanoestadounidenses con familiares en la isla y, el año pasado, relajó las restricciones de viajes culturales, religiosos o académicos.

En este periodo, Cuba puso en libertad el pasado marzo a los últimos presos del llamado "Grupo de los 75", algo que EE.UU. consideró entonces un "paso positivo", pero insistió en que es necesaria la liberación de todos los prisioneros políticos.

No obstante, para Estados Unidos es necesario que Cuba acometa reformas ya que, según dijo Obama en una entrevista con Efe en septiembre, "hasta el momento, no hemos visto el tipo de cambios que nos gustaría ver".