El gobierno de China está pesimista sobre su perspectiva este año para las exportaciones en medio de la agitación económica mundial, dijo el miércoles un vocero del Ministerio de Comercio.

La demanda de productos chinos está bajo presión por la crisis de deuda de Europa y la incertidumbre económica mundial, mientras los crecientes costos están afectando las ganancias de las exportaciones, declaró del vocero Shen Danyang en un breve informe.

Shen no dio proyecciones para el comercio mensual pero destacó que el crecimiento de las exportaciones ha bajado a ritmo constante, alcanzando 15,9% en octubre. Esa fue una caída respecto del pico de 36% de marzo de este año.

"No podemos ser optimistas sobre las condiciones de exportación de nuestro país en el futuro cercano", dijo el funcionario.

Shen también desechó las quejas de que los controles cambiarios de Beijing llevaban a un aumento del superávit de la balanza comercial de China. Estados Unidos y otros gobiernos se han quejado de que el yuan de China está devaluado, lo cual le da a sus exportaciones un precio injusto de ventaja y perjudica a sus competidores extranjeros y los esfuerzos para el impulso del crecimiento mundial.

El diario The Wall Street Journal informó el miércoles que la Organización Mundial de Comercio a raíz de protestas sobre China, se apresta a examinar si las normas comerciales pueden ser usadas para sancionar a los países que manipulen sus tasas cambiarias para obtener ventajas comerciales.

Shen dijo que no había visto el reporte pero dijo que el ministro de Comercio Chen Deming rechazó insinuaciones de que el yuan estuviese devaluado en reuniones con funcionarios de Estados Unidos y de otros países en el foro de Cooperación Económica Asia Pacífico esta semana en Hawai.