El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, subrayó hoy la importancia de ejercer la "tolerancia activa" en un tiempo marcado por la "enorme ansiedad" que generan los grandes cambios políticos y económicos que vive ahora el mundo.

"En estos tiempos de cambio, debemos mantenernos fieles a nuestros ideales y a los principios que están en el centro de la Carta de Naciones Unidas y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, entre los que se encuentra la tolerancia", indicó Ban en su mensaje con motivo del Día Mundial de la Tolerancia.

El secretario general llamó a la población del mundo a practicar la tolerancia "no sólo como una coexistencia pacífica", sino también como "un entendimiento activo alimentado mediante el diálogo y el compromiso positivo entre unos y otros", pese a "la enorme ansiedad que crea el flujo de cambios que vive el viejo mundo".

Ban explicó que la humanidad se encuentra en "este período en que el viejo mundo cambia de manera irreversible", en el que "se desafía a las instituciones tradicionales, se recortan presupuestos y en el que las familias viven bajo gran presión".

Pese a todo ello, el máximo responsable de la ONU indicó que sigue siendo "especialmente crucial combatir la discriminación que causa tanta división, destrucción y muerte".

"Todos tenemos la responsabilidad de proteger a quienes son vulnerables ante la discriminación, ya se base ésta en la raza, la religión, la nacionalidad, el idioma, el género, la orientación sexual u otros factores. Practicar la tolerancia activamente puede ser el antídoto a los prejuicios y el odio", añadió Ban.

El secretario general insistió en que "mientras nos enfrentamos a los complejos y globales desafíos de nuestro tiempo, Naciones Unidas continuará trabajando para que haya un mejor entendimiento entre los pueblos y los países, el pilar en el que se sustenta un mundo interconectado".

Por su parte, el presidente de la Asamblea General de la ONU, el catarí Abdulaziz Al Naser, emitió también un mensaje en el que pidió a los Estados miembros de la ONU "reafirmar su compromiso con la promoción de los derechos humanos universales y las libertades fundamentales de sus pueblos apoyando actividades que fomenten la tolerancia".