La selección de España, campeona del mundo, sufrió hoy para empatarle, gracias a dos goles de David Silva y David Villa, por 2-2, a una aguerrida Costa Rica, el día en el que el capitán español, el portero Iker Casillas, se convirtió en el jugador con más partidos jugados (127) con "La Roja".

Randall Brenes y Joel Campbell se encargaron de anotar en la primera parte para una selección de Costa Rica que interpretó al dedillo el libreto del entrenador colombiano Jorge Luis Pinto, quien ordenó una defensa de cinco hombres, una marca fuerte en el medio y contragolpes rápidos.

David Silva, al 83, y David Villa al 90, le dieron el empate al campeón del mundo, que mejoró en el segundo tiempo después de unos primeros 45 minutos para el olvido en el Estadio Nacional de San José.

Fue una primera parte de ensueño para Costa Rica, que jugó sin complejos, le robó la posesión del balón a España por varios tramos y logró generar al menos cuatro jugadas claras de gol ante los espacios que dejaba España atrás, de las cuales dos terminaron dentro de la portería de Iker Casillas.

Brenes, que ya había estado cerca de marcar en dos ocasiones, aprovechó un grave error de Casillas en la salida, le robó la pelota y marcó el 1-0 al 31.

Diez minutos después el delantero del Arsenal a préstamo en el Lorient francés, Joel Campbell, marcó el segundo gol 'tico' con un remate fuerte, cruzado desde el borde del área.

España intentó hacer su fútbol de toque y combinaciones en corto, pero la férrea marca de los costarricenses en el medio campo y su reforzada defensa, les impidió tener claridad en el último cuarto de cancha, y cuando la tuvo, apareció la figura costarricense de Keylor Navas, guardameta del Levante.

Navas salvó a su equipo ante un cabezazo y un mano a mano frente a Cesc Fábregas, y también evitó el gol en una jugada que dio rebote a un disparo de Álvaro Arbeloa y tapó el posterior remate de David Villa.

Xavi e Iniesta no lucieron su máximo nivel en el primer tiempo, pero lograron generar las jugadas más peligrosas de España, que sin embargo, se vio imprecisa en la salida y con demasiados problemas para controlar a los delanteros 'ticos'.

Casillas, quien hoy se convirtió en el jugador español con más partidos internacionales con su selección, con 127, se fue del campo al medio tiempo para dar paso a Víctor Valdes.

El seleccionador español, Vicente del Bosque, realizó cuatro cambios en el descanso y su equipo tomó el control del partido con un mayor protagonismo de Iniesta, quien estuvo a punto de anotar al 60 cuando se escapó de tres defensas y su remate se fue encima de la portería.

Santi Cazorla, David Silva y Jesús Navas, que entraron en la segunda mitad, reactivaron al equipo español. Costa Rica se encerró aún más y la figura de Keylor Navas siguió creciendo al desviar al tiro libre de Villa, que amenazaba con entrar por el ángulo.

Sin embargo, España reaccionó en los últimos diez minutos y David Silva anotó el descuento español al definir dentro del área con un tiro cruzado al 83.

David Villa salvó a su equipo en el 90, cuando envió al fondo el balón tras un centro de Cazorla cuando los aficionados ticos ya festejaban la que hubiese sido una victoria histórica.

- Ficha técnica:

2. Costa Rica: Keylor Navas, Roy Miller, Michael Umaña, Johnny Acosta, Bryan Oviedo (Carlos Hernández, m.80), José Salvatierra; Michael Barrantes (Júnior Díaz, m.74), Randall Azofeifa (José Cubero, m.86), Randall Brenes (Jose Luis López, m.58); Bryan Ruiz (Allen Guevara, m.88) y Joel Campbell (Winston Parks, m.66). Entrenador: Jorge Luis Pinto.

2. España: Iker Casillas (Víctor Valdez, m.46), Sergio Ramos, Carles Puyol, Álvaro Arbeloa, Ignacio Monreal (Fernando Torres, m.70); Xavi Hernández (Santi Cazorla, m.46), Andrés Iniesta, Xabi Alonso (Sergio Busquets, m.46), Cesc Fábregas (David Silva, m.64); Juan Mata (Jesús Navas, m.46) y David Villa.

Árbitro: Mauricio Navarro, de Canadá. Mostró una tarjeta amarilla a Puyol.

Goles: 1-0, m.31: Randall Brenes. 2-0, m.42: Joel Campbell. 2-1, m.83: David Silva. 2-2, m.90: David Villa.

Incidencias: Partido amistoso disputado en el Estadio Nacional de San José, ante unos 30.000 aficionados. El compromiso fue dedicado al Premio Nobel de la Paz 1987 y expresidente costarricense Óscar Arias, así como al atleta Nery Brenes, medallista de oro en los 400 metros planos de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.