Uruguay salió airoso el martes en un partido poco amistoso en casa de Italia al imponerse 1-0 con un gol de Sebastián Fernández en el estadio Olímpico de Roma.

Fernández anotó el tanto a los tres minutos al empalmar un centro de Martín Cáceres, mientras el arquero Gianluigi Buffon se arrojaba tarde en búsqueda de un balón no muy violento.

Pero no sólo el portero de la selección italiana reaccionó mal, sino que toda la defensa "azzurra" actuó con lentitud cuando Cáceres arrancó por la derecha y realizó el centro atrás, con Fernández solo en medio del área.

Tras pasar adelante, la Celeste se defendió con su famosa garra y no dejó tampoco de atacar, sobre todo en el primer tiempo, porque en el segundo se refugió en su área para asegurar el triunfo.

Uruguay concluyó así un año brillante: cuarto en la clasificación de la FIFA, campeón de América y puntero en Sudamérica en las clasificaciones para el próximo Mundial.

Cuando los "azzurri" superaron la fuerte defensa uruguaya, los atacantes se estrellaron contra el excelente portero Fernando Muslera, el mejor de su equipo.

La situación para Uruguay se hizo más difícil al final, porque jugó los últimos diez minutos con un hombre menos por la expulsión de Maximiliano Pereira por doble amonestación.

En Italia, el más peligroso fue Mario Balotelli, quien antes que se cumpliera el primer minuto de juego puso en apuros a Muslera con un potente tiro.

De nuevo a los 17, Balotelli disparó desde fuera del área y Muslera respondió con los puños. Junto a Balotelli estuvo en el ataque el argentino naturalizado italiano Pablo Daniel Osvaldo.

Uruguay al final se fue con la victoria a pesar que no contó con dos de sus delanteros titulares, Diego Forlán y Luis Suárez, este último autor de los cuatro goles en la goleada 4-0 sobre Chile del viernes pasado por eliminatorias.

A los 35 minutos, un cabezazo de Osvaldo que se fue muy cerca en un tiro de esquina fue la ocasión más clara de gol de los locales.

Uruguay sufrió en el cuarto de hora final del primer tiempo, cuando Italia buscó con insistencia el empate.

En un partido muy poco amistoso, otros cinco uruguayos fueron amonestados: Cáceres, Diego Lugano, Alvaro Pereira, Edinson Cavani y Muslera. Balotelli y Giorgio Chiellini vieron la amarilla por Italia.

Tras el descanso, los italianos insistieron con mayor fuerza en sus ataques, pero Uruguay logró sacar adelante un partido que se le puso muy difícil.

A los 55, Muslera salvó su arco ante un tiro violento de Simone Pepe a la altura del área chica.