Una réplica sísmica de 5,2 grados en la escala de Richter volvió a sacudir la provincia de Van (este de Turquía), lo que despertó el temor de la población aunque no hubo víctimas ni heridos, informó la agencia de noticias estatal Anadolu.

Según el Centro Sismológico Kandilli de Estambul, la réplica se produjo poco después de la medianoche con el epicentro en la aldea de Mollakasim, a unos 20 kilómetros de Van, capital de la provincia del mismo nombre.

Sin embargo, el mismo Centro explicó que no se trató de una réplica del terremoto de 5,6 grados que afectó a la provincia la pasada semana y causó 40 muertos, sino del que se produjo el pasado 23 de octubre, de 7,2 grados y que mató a 604 personas.

Los medios turcos informaron también de que en la ciudad de Van se vivieron escenas de pánico.

La cadena NTV señaló que los habitantes de la provincia están abandonando sus localidades y el Gobierno turco comenzó a realojar a los damnificados en instalaciones estatales de otras regiones del país.

Las condiciones meteorológicas en la zona hacen muy difícil que los habitantes de Van puedan sobrevivir al invierno en tiendas de campaña.