Los senadores demócratas Robert Menéndez y Bill Nelson y el republicano Marco Rubio derrotaron el martes una medida que buscaba permitir a Cuba tener acceso al sistema bancario estadounidense.

Al intervenir en el pleno del Senado, Menéndez objetó la enmienda propuesta en el proyecto de ley de adjudicaciones a operaciones extranjeras alegando que el acceso a los bancos estadounidenses significaría una excepción indebida para un país calificado por el Departamento de Estado como patrocinador de terrorismo.

Rubio y Nelson, los dos senadores por el estado de Florida, secundaron la moción de Menéndez, quien igual que Rubio tiene ancestros cubanos.

Ante las objeciones, basadas en el tipo de artículos que pueden ser parte de un proyecto de ley de adjudicaciones según el reglamento del Senado, la enmienda fue excluida.

El republicano Jerry Moran describió a la enmienda de su autoría como una implementación final de una vía creada en 2001 para permitir a Cuba pagar con efectivo y por adelantado la adquisición de productos agrícolas, alimentos y medicinas estadounidenses.

"Siempre he creído que cuando dejamos de vender productos agrícolas a Cuba solo nos perjudicamos a nosotros mismos", indicó.

El congreso estadounidense instauró en 1962 un embargo comercial a la isla, con cuyo gobierno comunista no mantiene relaciones diplomáticas formales.