El presidente de Haití, Michel Martelly, llegó el martes a Cuba para una visita oficial en la cual se entrevistará con su colega Raúl Castro a fin de evaluar la cooperación bilateral.

"Es un placer y un honor estar aquí por primera vez y dar las gracias al pueblo y gobierno por la solidaridad que han demostrado", dijo el mandatario a periodistas en el aeropuerto capitalino. Martelly, que tomó el poder en mayo, realiza una visita de tres días.

Cuba es una de las principales cooperantes regionales en Haití donde tiene desplegado desde hace más de una década a decenas de técnicos, médicos y especialistas para atender inicialmente a las víctimas de los ciclones en 1998. El contingente fue reforzado luego del terremoto que devastó a Puerto Príncipe en enero del 2010 y de la epidemia de cólera de este año en el país.

Además, centenares de jóvenes haitianos son formados por la Escuela Latinoamericana de Medicina de La Habana bajo un programa que becas a estudiantes de bajos recursos siempre que se comprometan a regresar a sus comunidades al graduarse y prestar servicios en su país.

Martelly estará en Cuba hasta el jueves y, aunque no se ofrecieron detalles de la agenda, se espera que se reúna con Castro, según el periódico oficial Granma.

Paralelamente en Puerto Príncipe, el vocero de la Presidencia, Damián Merlo, confirmó que una aeronave con 19 funcionarios del gobierno de Haití que formaban parte de la visita presidencial sufrió un percance técnico y debió aterrizar en la ciudad cubana de Camagüey, a unos 500 kilómetros al este de La Habana.

El avión tuvo dificultades con un cableado y aterrizó como medida de precaución. No se reportaron heridos.

Ese fue el segundo susto aéreo que se llevan las autoridades haitianas, luego de que el sábado un helicóptero que transportaba al primer ministro y dos miembros del gabinete también debió realizar un aterriza forzoso en Puerto Príncipe.