La CE no quiso hoy referirse al proceso de formación de Gobierno en Italia y solo dijo que ahora depende de Mario Monti tomar las decisiones correspondientes para responder con determinación a los desafíos "urgentes" que afronta su país.

"No tengo ningún comentario al respecto. El balón está en el tejado de Italia y el señor Monti tiene la jugada", afirmó el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj, en la rueda de prensa diaria de la Comisión.

"Deseamos trabajar con el señor Monti y el Gobierno que se forme, y dado que los desafíos son apremiantes, urgentes, requieren una respuesta decidida" por parte del nuevo Ejecutivo, señaló.

El economista, llamado para sustituir al dimisionario Silvio Berlusconi, que ha comenzado la ronda de consultas con los partidos políticos, declaró que pretende agotar la actual legislatura en 2013 y que le gustaría formar un Ejecutivo con tecnócratas y políticos de varias formaciones presentes en el Parlamento.

El partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), que se ha mostrado dispuesto a tener una actitud constructiva, pero sin ofrecer un apoyo a ciegas al nuevo Ejecutivo, apuesta por la celebración de comicios anticipados una vez que se aprueben las reformas comprometidas que exige la Unión Europea.

Este puede ser uno de los principales escollos con los que cuente Monti de cara a la formación del nuevo Ejecutivo, así como la presencia de políticos en su gabinete, pues el PDL exige que el Gobierno que sustituya al de Berlusconi esté formado solo por tecnócratas.