La misma cantidad de jóvenes blancas e hispanas nacidas en Estados Unidos se matricula en la universidad pero muchas más latinas aún no se han graduado a los 26 años, señala un reporte difundido el martes.

El informe del Instituto de Políticas Migratorias (MPI, por sus siglas en inglés) indica que el nivel de matriculación de ambos grupos es alto, en un 46%, y sin embargo, sólo un 33% de las hispanas inscritas obtienen títulos de dos o cuatros años antes de o a los 26 años. El nivel de titulación de la blancas a esa edad es del 51%.

"Lo que me pareció realmente interesante es que hispanas de segunda generación están terminando secundaria y matriculándose en la misma proporción que estadounidenses blancas de tercera generación", dijo Michael Fix, uno de los autores del reporte y vicepresidente de MPI. "Así que tenemos a un grupo que históricamente ha sido relativamente privilegiado y otro que históricamente lo ha sido mucho menos y ambos les va igual de bien".

El estudio llamado "Los Logros y Perspectivas de los Adultos Jóvenes de Primera y Segunda Generación" (Up For Grabs: The Gains and Prospects of First and Second-Generation Young Adults) muestra una panorámica general de los 11,3 millones de jóvenes hijos de inmigrantes que representan una de cada cuatro personas en Estados Unidos entre los 16 y los 26 años de edad. El informe fue financiado a través de una beca concedida por la Fundación Bill y Melinda Gates.

Las jóvenes hispanas nacidas en Estados Unidos con al menos una licenciatura ganan una media de 10 dólares más por hora que aquellas que tan sólo cuentan con una titulación de secundaria, indica el estudio.

Fix explicó a The Associated Press que las latinas nacidas en el país que se matriculan en la universidad se gradúan más tarde debido a que necesitan más ayuda financiera, suelen trabajar al mismo tiempo que realizan sus estudios y a menudo se convierten en madres, necesitando así más tiempo para obtener su título.

Un 39,7% de jóvenes hispanos nacidos en Estados Unidos está matriculado para cursar estudios de post-secundaria en el país, mientras que un 16,5% de jóvenes nacidos en Latinoamérica lo está, señala el reporte. Connecticut, Massachusetts, Florida, Nueva York y California son los estados con más estudiantes universitarios hispanos.

A pesar de los avances logrados por jóvenes hispanos nacidos en Estados Unidos o Latinoamérica, los inmigrantes no hispanos, especialmente asiáticos y europeos, han logrado más éxitos en el campo educacional y laboral, indica el reporte. Entre marzo del 2008 y marzo del 2010 los niveles de desempleo para jóvenes hispanos nacidos en Estados Unidos pasaron del 10% al 21%. Para inmigrantes no hispanos que llegaron al país como niños, el desempleo pasó de ser de un 7% a un 15%.

El estatus migratorio, bajos niveles de inglés y bajos recursos económicos son algunos de los principales desafíos que enfrentan los estudiantes hispanos, indicó el MPI.

La peor situación la han enfrentado los nacidos en Latinoamérica que llegaron a Estados Unidos después de los 16 años: su nivel de desempleo pasó de ser del 5% en 2006 al 13% en el 2008.

El estudio menciona el Dream Act, una propuesta de ley federal que permitiría regularizar el estatus migratorio de quienes ingresaron ilegalmente al país antes de los 15 años y cursaron estudios universitarios o se enlistaron en las fuerzas armadas.

En el 2010, aproximadamente 6,5 millones de jóvenes nacidos en Estados Unidos y entre 16 y 26 años eran hijos de inmigrantes. La cifra es de 4,8 millones para jóvenes de esas edades nacidos en el extranjero.

____

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens